Ave representativa de bogotá

BogotáCiudadAudiovisual

Comisión fílmica de bogotá

Alcaldía de Bogotá

Cinemateca de Bogotá

Scroll down

Territorio
de rodajes

Fotograma de: Distrito Salvaje | 2018

Experiencias

Experiencias

Mapa narrativo

Territorio

Territorio
de rodajes

Antonio Nariño Usaquén Fontibón Bosa Puente Aranda chapinero Suba Barrios unidos tunjuelito engativá ciudad bolívar Kennedy Teusaquillo Rafael Uribe Uribe san cristóbal usme los mártires Candelaria Santa fe Sumapaz

Noviembre de 2015 a Junio de 2019

Cifras

Noviembre de 2015
a Junio de 2019

Área promedio utilizada de espacio público

280m2

casa antigua

Metros cuadrados utilizados de espacio público

1.931.720

Promedio de personas
por producción con extras y público no coordinado

67

Permisos emitidos

Junio 2019

6.654

Rodaje con mayor cantidad de personas

1176

Personas

2018

Jack Ryan
AG STUDIOS

Tu voz estéreo

Producción más larga

2181

Días

Calle de Bogotá y un carro

Historia de la comisión fílmica de Bogotá

En el año 2006, se anunció que El amor en los tiempos del cólera, película basada en la novela de nuestro Nóbel de Literatura Gabriel García Márquez, y dirigida por Mike Newell, se rodaría en la ciudad de Cartagena. A pesar de que en Colombia había un sector cinematográfico emergente y vibrante, éste carecía la experiencia para atender una producción de alto impacto como la de Newell. Para ese entonces, la Vicepresidencia de la República se involucró directamente facilitando así la producción de manera que se pudieran cumplir con las expectativas y requerimientos de Hollywood. Este rodaje puso en evidencia la necesidad de fundar un cuerpo institucional capaz de crear las condiciones para que Colombia fuera un destino cinematográfico. Es así como en el año 2008 nace la Comisión Fílmica Nacional. Hoy en día, esta Comisión se encarga de promocionar el talento y los servicios colombianos y de administrar los incentivos de la Ley 1556. Un año después de su creación, cuando tuve la oportunidad de asistir en representación de Proimágenes Colombia al Locations Trade Show (feria de locaciones y comisiones fílmicas del mundo) y al American Film Market en Los Ángeles, vi que los extranjeros del sector pensaban que Colombia era un destino imposible para una producción audiovisual ya que solo nos asociaban al caos y a la inseguridad.

A través de la Comisión Fílmica Nacional nos afiliamos a la Asociación de Internacional de Comisiones Fílmicas-AFCI, iniciando un proceso de capacitación y comprensión de la razón de ser de las comisiones fílmicas y su propósito. Así mismo, tuvimos un mejor conocimiento de Hollywood, su funcionamiento, demandas y necesidades. Pero también conocimos de primera mano, a través de comisiones mucho más experimentadas, la importancia de construir comunidades amigables con los rodajes, pero también rodajes amigables con las comunidades. La comisión debía de ser ese ente regulador entre las particulares necesidades de un rodaje y el bienestar de los ciudadanos. Por otra parte, comprendimos que para posicionar a Colombia en el mapa mundial del audiovisual era necesario ofrecer incentivos como los existentes en muchos lugares de los Estados Unidos y países como Australia y Nueva Zelanda. No era suficiente con tener un país más seguro, unos paisajes increíbles, un sector local creciente y unos costos competitivos. El mercado del audiovisual está determinado por estímulos económicos de devolución en efectivo y créditos fiscales que incentivan la producción audiovisual en diferentes jurisdicciones.

Conocimos de primera mano, a través de comisiones mucho más experimentadas, la importancia de construir comunidades amigables con los rodajes, pero también rodajes amigables con las comunidades.

Después de varios años de promoción, de reuniones con estudios de Hollywood y con grandes productoras independientes, tras varios viajes de familiarización y de asistir a mercados, y con pocas o casi inexistentes producciones internacionales sucediendo en el país, finalmente se aprobó en el año 2012 la Ley 1556. Conocida como la Ley Filmación Colombia, ésta ofrece una contraprestación de devolución en efectivo del 40% en servicios cinematográficos y del 20% en gastos logísticos de alimentación, hotelería y transporte a las producciones que se rueden en el país. La primera producción en obtener este beneficio fue Los 33, película protagonizada por Antonio Banderas y rodada en el año 2013. Este fue uno de los primeros hitos que aportó en la construcción de un ambiente de confianza, haciendo que los productores empezaran a interesarse en Colombia, y en Bogotá como destinio fílmico. Así, poco a poco empezó a crecer el tamaño de los proyectos, y a su vez la cantidad de personas locales contratadas y las oportunidades de una trasferencia de conocimiento. Otros efectos de estos rodajes se sienten en el turimo y en la promoción de una imagen positiva del país.

Bogotá siempre ha sido el hub audiovisual del país y la mayoría de producciones han estado concentradas en la capital. Históricamente, el tamaño de los rodajes locales ha sido pequeño, motivo por el cual los permisos de rodaje se manejaban de manera informal. Así pues, una producción debía tramitar permisos de manera aislada y con muchas entidades. No existía claridad en relación al uso permitido del espacio público y cada localidad manejaba los permisos de manera diferente. Además, era díficil saber ante quién tramitar un permiso en tal o cual escenario y muchas veces un rodaje se confundía con un espectáculo público, por lo que se le exigían trámites de eventos multitudinarios.

En el año 2014, con Julián David Correa a la cabeza de la Gerencia Audiovisual de IDARTES, se decidió organizar la casa y promover la creación de la Comisión Fílmica de Bogotá, un paso clave antes de iniciar un proyecto de promoción de ciudad. La creación de esta Comisión implicó la coordinación de diferentes entidades del Distrito con el fin de poder brindar un mejor servicio a las producciones locales y estar listos para recibir las producciones de alto impacto que traería la Ley 1556. Es así como nace la tarea de crear una ventanilla única para los permisos de filmación en la ciudad, hoy conocida como PUFA, o Permiso Unificado para Filmaciones Audiovisuales. Con su nacimiento surge un único interlocutor para resolver los requerimientos de las veinte localidades de la ciudad, el Departamento Administrativo de la Defensoría del Espacio Público-DADEP, el Instituto de Desarrollo Urbano-IDU, la Secretaría Distrital de Cultura, Recreación y Deporte-SCRD, la Secretaría Distrital de Desarrollo Económico, y la Secretaría de Movilidad.

Hasta la fecha, alrededor de 40 producciones internacionales se han rodado en el país, y un gran procentaje de estos rodajes ha sucedido en Bogotá. Con el paso del tiempo han ido llegando producciones de mayor tamaño, con estrellas reconocidas como Tom Cruise, Javier Bardem, y Penélope Cruz, entre otros. Con la llegada de estos nombres y proyectos, se complejiza el despliegue logístico de las producciones. También se pone presión en la capacidad de respuesta y reacción de los gobiernos locales a las dinámicas de una producción pues se debe ser ágil y efectivo si se quiere ser competitivo como locación internacional.

Hasta la fecha, alrededor de 40 producciones internacionales se han rodado en el país, y un gran procentaje de estos rodajes ha sucedido en Bogotá.

MILE 22-TEXTO LINA

La existencia de la Comisión Fílmica de Bogotá es fundamental para la evolución y desarrollo del sector audiovisual en nuestra ciudad. Muestra de su capacidad de gestión es el rodaje de la cinta Mile 22, protagonizada por Mark Wahlberg. La primera vez que nos reunimos con su productor, Stuart M. Besser, éste manifestó el interés de venir a Colombia y ser beneficiario del estímulo ofrecido por la Ley Filmación Colombia. Besser también fue muy enfático afirmando que la decisión la tomaría dependiendo de la respuesta que obtuviera de la Alcaldía de Bogotá. Era muy consiente que se enfrentaba a una ciudad caótica, y que todas las escenas de acción que querían rodar en el corazón del Centro Internacional requerían de un compromiso de muchos para poder lograrlo. Esta reunión sucedió en septiembre del 2017, y para enero de 2018 ya se estaba rodando en la ciudad. La Comisión Fílmica de Bogotá jugó un papel crucial y determinante para que la película viniera a Colombia, pues todas las entidades de la Alcaldía se unieron y trabajaron de manera conjunta para que fuera la mejor experiencia posible.

Tras vivir la experiencia de un rodaje de esta magnitud se hacen cada vez más evidentes las necesidades de formación y formalización del sector. Normalmente, en el contexto de una producción pequeña un productor de campo asume las funciones de muchos cargos especializados como el gerente de locaciones y el coordinador de transporte. Dada la falta de megaproducciones, hace falta en nuestra ciudad gente que pueda desempeñar cargos con una mayor especialización. Las grandes producciones han permitido la trasferencia de conocimientos y la profesionalización del sector. A esto se suma la labor de la Comisión Fílmica de Bogotá que, además de gestionar el PUFA, ha venido trabajando con las principales compañías productoras de la ciudad y así comprender sus necesidades de formación. En ese sentido se han ofrecido talleres de formación especializada en la gerencia de locaciones, además de capacitación en el uso de software especializado de planeación y presupuesto tales como Movie Magic Scheduling y Budgeting. Estas acciones nos permiten aportar al desarrollo de una industria audiovisual más robusta, más cualificada y mucho más atractiva.

En estos últimos cinco años hemos visto una profunda trasformación del sector audiovisual. El mundo se ha hecho cada vez más pequeño y más interconectado; además la atomización de Hollywood, la democratización de la tecnología y el giro en la distribución de los contenidos nos acerca cada vez más a una inmensa audiencia. Muchos estados y países transforman sus estímulos, muchas producciones viajan, muchas se quedan en California, muchas se gestan en un lugar y se ruedan al otro lado del mundo. El trabajo ya realizado por la Comisión Fílmica Nacional y la de Bogotá, además de las nuevas exenciones tributarias para seriados de televisión creadas en el marco de la política de Economía Naranja, nos indica que las producciones extranjeras seguirán llegando, y los retos seguirán creciendo.

El mundo se ha hecho cada vez más pequeño y más interconectado; además la atomización de Hollywood, la democratización de la tecnología y el giro en la distribución de los contenidos nos acerca cada vez más a una inmensa audiencia.

Como dice el periodista Kyle Buchanan en su reciente artículo del New York Times sobre el futuro del cine en los próximos 10 años, debemos adaptarnos o morir. Si bien es claro que debemos adaptarnos, también es claro que hace 10 años no estábamos en el mapa mundial del audiovisual. Hoy hacemos parte de ese mapa, contamos con grandes talentos reconocidos, y seguimos pisando duro. La Comisión Fílmica de Bogotá, con su reciente ajuste a la normativa del PUFA, y gracias a un equipo comprometido y entusiasta que hace parte de la grandiosa nueva Cinemateca de Bogotá, demuestra que se adapta y vivirá para escribir muchos años más de historia de una ciudad que se cuenta a través del de grandes y pequeñas producciones audiovisuales.

¡Que viva la Comisión Fílmica de Bogotá y felicitaciones por cinco años de operación!

*Texto de Lina María Sánchez Castro

Comisión fílmica
de bogotá

Fotograma de: Golondrinas | 2015

Datos de
la comisión

Datos de la comisión

La Comisión Fílmica de Bogotá (CFB) y el Permiso Unificado para Filmaciones Audiovisuales (PUFA) se crean el 15 de agosto a través del Decreto 340 de 2014 con el objetivo principal de orientar y facilitar la realización de rodajes en la ciudad, en armonía con el marco regulatorio del aprovechamiento económico del espacio público.

Reglamentación

El 20 de Diciembre de 2018 se sanciona el Decreto 794 de 2018, el cual reglamenta el Permiso Unificado de Filmaciones Audiovisuales - PUFA, La Comisión Fílmica de Bogotá, y se dictan otras disposiciones.

Reglamentación

La CFB es presidida por la Secretaría Distrital de Cultura, Recreación y Deporte, es un programa de la Cinemateca de Bogotá, Gerencia de Artes Audiovisuales del Instituto Distrital de las Artes - Idartes.

Organización

La CFB está conformada por la Secretaria Distrital de Cultura, Recreación y Deporte, la Secretaría Distrital de Desarrollo Económico, la Secretaría Distrital de Movilidad, el Instituto Distrital de las Artes - IDARTES, Canal Capital, el Departamento Administrativo de la Defensoría del Espacio Público DADEP, la Comisión Fílmica Nacional a cargo de Proimágenes Colombia; la Cámara de Comercio de Bogotá y Dos delegados(as) de las industrias audiovisuales.

Organización

Los objetivos de la CFB son promocionar la ciudad de Bogotá D.C, como destino fílmico, orientar y facilitar la realización de filmaciones en el Distrito Capital y fortalecer las industrias audiovisuales de la ciudad.

Objetivos

La CFB es el gestor y facilitador del Permiso Unificado - PUFA, permiso para filmar en el espacio público de Bogotá

PUFA

La CFB es miembro de la AFCI - la Asociación Internacional de Comisiones Fílmicas del mundo.

Alianzas

Ciudad audiovisual

Bogotá, un gran escenario

Pajaro